Las mejores tablets con teclado (2018)

Escrito por
Tablets

Ya sea para estudiar o trabajar, cada vez hay más usuarios que buscan tablets con teclado con las que disfrutar de la movilidad pero con capacidad también para sustituir a sus portátiles y no faltan las opciones en este sentido, sin necesidad de tener que limitarnos a las tablets Windows, con distintos formatos y abarcando un amplio rango de precios.

Tablets Windows

A pesar de que hemos comenzado diciendo precisamente que no hay por qué limitarse a las tablets Windows, lo cierto es que estas siguen siendo la opción más popular entre quienes buscan tablets con teclado. De hecho, es difícil concebir el hacerse con una de ellas sin acompañarla de este accesorio que, en la mayoría de los casos, va a venir incluido, aunque hay algunas excepciones como la Surface Pro (y es importante tener en cuenta este detalle cuando comparamos precios con sus grandes rivales, que son la MateBook E y la Galaxy Book 12, las dos con el teclado incluido).

Como hemos comentado en otras ocasiones, el problema en este caso está sobre todo en la dificultad para conseguir modelos de gama media y aunque hay algunas opciones entre los 300 y los 400 euros, hay que ser conscientes de que son dispositivos relativamente limitados. Nuestra principal recomendación en este rango de precio es siempre la Miix 320, que saca bastante partido de su procesador Intel Atom, pero también podemos recurrir a las tablets chinas, con algunas opciones por precios similares con procesador Intel Celeron o incluso Intel Core m3.

tablets 4g con windows

Merece la pena considerar también hasta qué punto pensamos realmente en utilizar la tablet con el teclado, porque si nos cuesta decidirnos a apostar por este formato, siempre podemos quedarnos más cerca de la fórmula tradicional de los portátiles con un convertible. Sin límite de presupuesto, la Surface Book 2 es la recomendación más evidente, pero Lenovo tiene algunas alternativas más asequibles, como los Yoga 730 y Yoga 530, y de nuevo la importación puede ser un recurso interesante.

Tablets Android

Si para nuestro trabajo o estudio no necesitamos mucho más que suites ofimáticas, las tablets Android pueden ser una opción perfectamente válida y mucho más económica, aunque más recomendable si no estamos pensando en usar la tablet con el teclado de forma prioritaria, sino algo más esporádica ya que, al fin y al cabo, este es un sistema operativo diseñado para dispositivos con control táctil. Si estamos pensando en algo más próximo a la experiencia de uso de un portátil conviene más tener en mente algo como el HP Chromebook x2, con Chrome OS.

Dentro de lo que son estrictamente tablets Android, y ahora que la Pixel C ha dejado de ser una opción, tenemos básicamente dos recomendaciones que, eso sí, caerían en el terreno de la gama alta. La primera de ellas es la MediaPad M5 10 Pro, en la que además de incluir el M Pen (pero no el teclado) y más capacidad de almacenamiento, Huawei ha añadido un modo escritorio con una interfaz que nos acerca más a la experiencia de uso de los portátiles con Windows.

galaxy tab s3

La otra opción es la Galaxy Tab S3, que también incluye el S Pen, pero tampoco el teclado y hay que tener en cuenta que el oficial es bastante caro (unos 100 euros). Esto se compensa en parte, eso sí, por el hecho de que ahora mismo se suele encontrar bastante rebajada, habiendo llegado a bajar de los 500 euros. Tiene la ventaja de ser probablemente aún la mejor tablet multimedia, si estamos pensando no sólo en el trabajo, sino también el ocio. Lo único que nos puede interesar tener en cuenta es que estamos pendientes ya del lanzamiento de la Galaxy Tab S4 (para este verano, probablemente, aunque no hay nada seguro).

iPad

En sus esfuerzos por hacer del iPad una alternativa sólida a las tablets Windows, está claro que en Cupertino están poniendo mucho más énfasis en potenciar el control táctil y el uso de stylus que el de los teclados pero, en todo caso, combinando todos estos elementos, la tablet de Apple puede resultar una gran herramienta de trabajo una vez nos adaptemos a iOS. Si apostamos por el iPad Pro 12.9 tenemos, además, una pantalla tan grande como la de las mejores tablets Windows y toda la potencia que podamos necesitar para correr apps de lo más exigentes.

Decantarse a hacer la inversión extra que suponen cualquiera de los dos iPad Pro no sólo nos va a permitir disfrutar de un rendimiento excelente (algo que vamos a poder apreciar incluso con tareas más cotidianas, pudiendo, por ejemplo, mantener activas al mismo tiempo hasta 4 aplicaciones), sino que también nos va a permitir escoger teclados que hagan uso del smart connector y, más concretamente, utilizar el Smart Keyboard de Apple, probablemente la mejor opción si queremos un teclado para llevar a cualquier parte.

En el caso de los que se han decidido por el modelo más económico, no tenemos un Smart Keyboard, pero probablemente tampoco estarán demasiado interesados en él pensando en que nos costaría él solo la mitad que la tablet. Afortunadamente, tenemos unos cuantas fundas con teclado inalámbrico que se van a adaptar perfectamente a él y que podemos conseguir por menos de 30 euros, como os mostramos en nuestra selección con los mejores accesorios para el iPad 2018.

Compártelo. ¡Gracias!