La primera tablet con Chrome OS deja muchas dudas sobre su potencial

Escrito por
Tablets

Ya os contamos la semana pasada que Google sigue trabajando en Fuchsia OS, pero no está aún del todo claro que vaya a dar el paso de reemplazar Android y Chrome OS con él, así que a corto y medio plazo el dilema de los del buscador entre estos dos sistemas operativos por lo que se refiere al futuro (a corto y medio plazo) de las tablets, sigue ahí. Las reviews de la primera tablet con Chrome OS, sin embargo, despiertan muchas dudas.

Las críticas a la tablet en sí

Efectivamente, con vistas al lanzamiento de la tablet en Estados Unidos, que ha tenido lugar hoy mismo, algunos de los medios de este país han tenido la ocasión de ponerle ya las manos encima a la primera tablet a la Chromebook Tab 10 de Acer (como The Verge o Engadget), lo que nos ha dado una nueva ocasión de valorar el potencial de las tablets con Chrome OS y, una vez más, las críticas no han sido demasiado positivas.

Hay que empezar aclarando, eso sí, que una buena parte de las quejas se dirigen de manera muy directa contra la tablet en sí, pero no está de más hacerse eco de ellas por lo que puedan servirnos para valorar lo que debemos pedir de las próximas tablets que se lancen con Chrome OS si queremos evitarnos una decepción, porque hay que decir que para una tablet con un precio de alrededor de 300 euros, hay unas cuantas apuestas por parte de Acer que llaman la atención, cuando menos, y que esperamos que no sienten precedente.

La primera de ellas es el diseño, algo que ya habíamos comentado a partir de una primera toma de contacto con la tablet, ya que es demasiado voluminosa y pesada para lo que estamos acostumbrados a ver en tablets Android y iPad de ese precio. La segunda es el procesador Rockchip, que todos coinciden en que deja un rendimiento muy pobre, sobre todo cuando se trata de manejar más de una app al mismo tiempo. La tercera es la menos relevante, pero dejamos constancia por el énfasis que todos han puesto en la cuestión: las cámaras son muy limitadas, incluso para una tablet.

Las críticas a la experiencia de uso de Chrome OS en tablets

El software tampoco ha salido demasiado bien parado y esta es una cuestión más importante de cara a futuro. Ya os contamos a raíz de aquella primera toma de contacto con esta tablet que, aunque algunos eran más entusiastas, muchos insistían en que daba la sensación de que Chrome OS no estaba listo aún para dar el salto a tablets, ya que seguía pidiendo a gritos ser utilizado de forma primaria con teclado y ratón. En aquel momento leíamos, por ejemplo, algunas críticas a lo incómodo que resultaba utilizarla sin un botón home o de inicio.

En esta nueva tanda de reviews, no obstante, lo que se ha criticado con más frecuencia es que las apps se abran por defecto a pantalla completa, empezando porque muchas de las apps de Android no están optimizadas para este formato. No es lo único que ha dejado mal sabor de boca, en todo caso, y también hemos visto quejas respecto a lo incómodo que resulta usar su teclado virtual o a la falta de gestos que faciliten la navegación, por ejemplo.

La más importante para nosotros probablemente sea las valoraciones tan negativas que se hacen de la multitarea, más que nada, porque este era uno de los apartados en los que esperábamos que Chrome OS fuera un avance importante respecto a Android, y de momento parece que funciona prácticamente igual que en éste, sin que vayamos más allá de tener la opción de abrir dos apps una al lado de otra y ajustar el tamaño de cada una.

Las tablets Android siguen sin tener sucesoras

Por muchas dudas que hayan despertado las tablets Android en los últimos tiempos, parece claro que de momento no tienen reemplazo y siguen siendo la única opción viable para los que no quieran dar el salto el iPad. De hecho, viendo que Fuchsia está ya en el horizonte y lo poco que sigue convenciendo Chrome OS en tablets a pesar de todos los esfuerzos de Google en los últimos años, es inevitable preguntarse si no hubiera merecido más la pena dedicarlos simplemente a mejorar la experiencia de uso de Android en este formato.

android robot

Por supuesto, esto no quiere decir que haya que descartar que Chrome OS vaya a acabar siendo una opción interesante en tablets, sino que simplemente parece que pocos hay que no tengan claro que está lejos de serlo todavía. Si Google sigue trabajando para mejorarlo, seguro que acabará encontrando la solución para todas las pegas que se le están poniendo de momento, pero puede suponer esperar un par de años más y quién sabe cómo estará el panorama en tablets por entonces.

Afortunadamente, incluso si es cierto que para muchos las tablets Android no van a ser la mejor apuesta si estamos pensando en una tablet para trabajar o estudiar, también lo es que para las necesidades de otros tantos, y sobre todo si lo que buscamos es principalmente usarlas como dispositivos multimedia, tampoco vamos a tener ningún problema, y en los últimos tiempos, estamos asistiendo al lanzamiento de muchos modelos nuevos, con características muy interesantes.

Compártelo. ¡Gracias!