Un tercio de quienes han comprado wearables han dejado de usarlos

Escrito por
Android

¿Hay futuro realmente para los wearables? No cabe duda de que todos los grandes nombres del sector de los dispositivos móviles están invirtiendo buena parte de sus esfuerzos en hacerse con un hueco en lo que parece un mercado emergente, pero los primeros datos que vamos teniendo sobre la adopción de este tipo de gadgets no son precisamente prometedores: hasta un tercio de quienes han comprado wearables han dejado de usarlos al cabo de seis meses.

Llevamos ya más de un año hablando del iWatch Apple, que hasta el momento es sólo un rumor, pero que sin duda ha empujado a otros cuantos de los grandes fabricantes a lanzar sus propios smartwatches. Google también ha hecho una contribución fundamental al auge de estas tecnologías, con sus Google Glass y, más recientemente, con la presentación de su Android Wear. ¿Se corresponde, sin embargo, todo el interés que despiertan las noticias sobre estos dispositivos con el interés real que tienen luego para los usuarios que deciden hacerse con ellos? Pues, según recientes investigaciones, parece ser que no.

Un tercio los abandonan en sólo medio año

Las cifras de ventas de smartwaches y dispositivos afines no son especialmente buenas, pero este podría no ser su mayor problema, según apuntan las investigaciones sobre el tema de forma reiterada: lo más preocupante para el futuro de estas tecnologías no es que hasta el momento se vendan poco (algo comprensible ya que una tasa baja de adopción inicialmente es algo común), sino que se usan aún menos.

smartwatches

Los datos vienen de la consultora Endeavour Partners y señalan que un tercio de los norteamericanos que han comprado algún tipo de wearable han dejado de usuarlo al cabo de sólo seis meses. No es, además, la primera vez que se manejan cifras similares de abandono de la tecnología: el pasado otoño, CCS Insight descubrió que hasta un 40% de quienes los poseen no los utilizan.

¿Qué es lo que falla?

¿Cuáles son las razones de este “fracaso”? Debido a lo novedoso de estas tecnologías aún tenemos poca información al respecto, pero el sentido común nos dice rápidamente que si se usa tan poco es porque no se le encuentra demasiada utilidad. Según el mencionado estudio de CCS Insight, la mayor parte de quienes habían dejado de utilizar sus wearables afirmaban que se habían “aburrido” del concepto o que, simplemente, se olvidaban de ponérselo, algo que, desde luego, no dice mucho a favor de lo que tienen que aportar a nuestra vida cotidiana y que no sucedió con los primeros smartphones, por ejemplo.

iwatch

Lo cierto es que incluso Tim Cook afirmaba hace mucho ya que este tipo de dispositivos no podían aspirar a la difusión conseguida por los teléfonos móviles, ni tan siquiera a la lograda por las tablets. Como decimos, no obstante, la cuestión es aún más problemática si incluso un porcentaje tan alto de aquellos que sí se han sentido atraídos por la idea en algún momento pierden el interés tan rápidamente.

¿Cambiarán Apple y Google la situación?

Un mal comienzo, en cualquier caso, no descarta por completo su éxito a largo plazo y, de hecho, la llegada de compañías como Apple y Google a este emergente sector podría cambiar bastante la situación, y probablemente lo hagan al menos en cuanto a cifras de ventas. Cuestión aparte, no obstante, es descubrir si conseguirán también mejoras importantes respecto a su utilidad para los usuarios.

Motorola Moto 360

Por el momento sólo conocemos de forma oficial el proyecto de Google, Android Wear, y el smartwatch de Motorola que lo estrena, el Moto 360, y lo cierto es que la acogida recibida por parte de los expertos ha sido bastante positiva: por un lado, la integración con Google Now parece una baza importante a la hora de dotar al dispositivo de funciones interesantes para nuestra vida cotidiana y, por otra, su diseño, más próximo al de los relojes más convencionales, es sin duda atractivo y más apropiado probablemente para atraer a los más escépticos.

iOS 8 fitness

En el caso del iWatch, sin embargo, todo lo que tenemos hasta el momento son rumores y, de hecho, tampoco se puede descartar que nos llevemos la gran sorpresa de que ni siquiera debute aún este año, si bien todo lo que se ha filtrado hasta el momento sobre iOS 8 y el protagonismo que tendrá en él las funciones de monitorización de salud y deporte, apuntan directamente a él.

Fuente: theguardian.com
Compártelo. ¡Gracias!